El ministro de Educación Bernard Drainville lanzó un llamado de auxilio a profesores jubilados a volver a dar clases. También hizo una invitación a profesionales que no han estudiado en el campo de la enseñanza. Faltan 5,000 enseñantes


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 18 agosto 2023.— La falta de enseñantes en Quebec es grave y el ministro de Educación, Bernard Drainville lanzó un grito de auxilio a personas jubiladas a volver a dar clases. La invitación también aplica a los profesionales que no han estudiado en el campo de la enseñanza. “La situación es tan crítica que los aceptaríamos si estuvieran dispuestos a comprometerse”, afirmó el funcionario.

Según una encuesta de la Federación Quebequense de Direcciones de Escuelas (FQDE), faltan por cubrir 5,000 puestos de profesores a tiempo completo y a tiempo parcial. Esto es 72% más que el año pasado.

El llamado de auxilio que realizó el ministro Drainville no fue bien recibido por la FQDE. “No hay que trivializar esta situación. ¿Es normal ver a personas sin título enseñar en las escuelas? No se puede aceptar esto. Nuestros estudiantes tienen derecho a un servicio óptimo con personas calificadas en sus clases”, dijo a Radio-Canadá Nicolas Prévost, presidente de la FQDE.

En el mismo sentido se expresaron padres de familia. “No es ideal. No hay padre que quiera eso. No hay, creo, ni siquiera un profesional en el ámbito de la educación que desee esto”, dijo Mélanie Laviolette, presidenta de la Federación de Comités de Padres de Quebec.

Laviolette cuenta al diario Le Devior que le sorprendieron las palabras del ministro el miércoles. Este último declaró en una rueda de prensa que “la prioridad es tener un maestro legalmente cualificado en la clase. Si no, entonces uno debe aceptar tener un maestro no legalmente calificado. Pero en cualquier caso, hay que tener un adulto en la clase”.

Las representante de padres de familia también se mostró sorprendida por el hecho de que actualmente faltan 2,000 profesores a tiempo completo y otros 3,000 a tiempo parcial en las 1,600 escuelas en que trabajan los miembros de la Federación de Directores de Centros de Enseñanza de Quebec. “Es una cifra que golpea la imaginación muy fuerte. Así que sí, efectivamente, puede ser preocupante”, subrayó.


Con información de Le Devoir y Radio-Canadá.