Otra visión del mundo

La recepción de inmigrantes ha costado más de 1,000 millones de dólares a la provincia desde 2021, informó el gobierno de Legault. Los gastos incluyen asistencia social y jurídica, alojamiento y servicios sanitarios y educativos


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 24 febrero 2024.— Quebec presentó una solicitud formal al gobierno de Canadá para que reembolse 1,000 millones de dólares por el aumento en los costos asociados con la gestión de las solicitudes de asilo desde 2021.

En los últimos meses, Quebec ha experimentado un aumento significativo en el número de personas que buscan refugio que ha  puesto una presión considerable sobre los recursos de la provincia. Los gastos efectuados por Quebec incluyen un acceso rápido a los programas de asistencia social; alojamiento temporal, asistencia jurídica y prestación de servicios sanitarios y educativos.

La actualización de datos fue dada a conocer por los ministros: Christine Fréchette, de Inmigración, Francización; Jean-François Roberge, de Lengua francesa y Relaciones canadienses; Bernard Drainville, de Educación; y Chantal Rouleau de Solidaridad social y acción comunitaria.

Hasta hace poco Quebec estimaba los gastos relacionados con la recepción de los solicitantes de asilo en 470 millones de dólares para los años 2021 y 2022. Sin embargo, esta estimación se duplicó con creces, teniendo en cuenta el año 2023, que costó 576,9 millones.

“El número de personas que vienen a Quebec es demasiado grande para nuestra capacidad de proporcionar los servicios requeridos, y por el momento, no siento una urgencia por parte del gobierno federal para solucionar la situación”, lamentó Christine Fréchette.

“Hemos tenido apertura, hemos tenido escucha, pero no hemos tenido los gestos concretos que marcan la diferencia; por eso estamos aquí esta mañana”, precisó Jean-François Roberge. “Es necesario que la gente tome conciencia de la magnitud de la situación”, añadió.

A su vez, el primer ministro de Quebec, François Legault, dijo que el gobierno federal tiene la responsabilidad de cubrir los costos adicionales que la provincia está incurriendo como resultado del aumento en las solicitudes de asilo. “Trataré de reunirme con Justin Trudeau próximamente; porque esto no puede seguir así”, declaró Legault.

Con información de Radio-Canadá.


El gobierno provincial decide impugnar la decisión del Tribunal de Apelaciones sobre el derecho de los aspirantes a refugio a enviar a sus hijos a los centros de la primera infancia. El caso se elevará a la Corte Suprema de Canadá


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 24 febrero 2024.— Finalmente Quebec decidió impugnar la decisión dictada hace dos semanas por el Tribunal de Apelaciones sobre el derecho de los solicitantes de asilo a enviar a sus hijos a los centros de la primera infancia. De esta forma, la provincia recurrirá a la Corte Suprema de Canadá para determinar si los aspirantes a refugio con permiso de trabajo pueden o no solicitar el servicio.

El primer ministro François Legault defendió la decisión de su gobierno para dar prioridad a los quebequenses. “Hablando de servicios de guardería subvencionados, primero debemos ofrecerlos a los ciudadanos de Quebec”, afirmó.

“Cuando hay plazas disponibles, es perfecto. Queremos ofrecer todos los servicios: educación, salud, asistencia social, guarderías… Pero en la actualidad, todo el mundo lo sabe, por desgracia no hay lugares”, agregó el premier.

Es así que Quebec presentó una solicitud de aplazamiento en este caso, confirmando su intención de llevar el expediente hasta el Tribunal Supremo de Canadá. Mientras tanto, los solicitantes de asilo pueden solicitar una plaza subvencionada de guardería. Una copia de su permiso de trabajo se les pedirá después, según la nueva directiva emitida el miércoles por el ministerio de la Familia.

“La admisión de los solicitantes de asilo podría no permitirse a muy corto plazo si se concede la suspensión solicitada”, previno el ministerio de la Familia. En caso contrario, 5,000 niños podrían sumarse a la red de  centros de la primera infancia, indicó el jueves el gabinete de la ministra de la Familia, Suzanne Roy, que estimó que tal afluencia requeriría inversiones de unos 255 millones de dólares en infraestructuras y subvenciones recurrentes de 90 millones de dólares al año.

Con información de Radio-Canadá.


La utilización del francés en el trabajo ha disminuido, afirma  el Comisario de la Lengua Francesa. Invita al gobierno de François Legault a hacer más para seleccionar trabajadores y estudiantes que ya dominan el idioma


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 14 febrero 2024.— Con más de 500,000 inmigrantes temporales en Quebec, la utilización del francés en el trabajo ha disminuido 1% en dos años. “Históricamente, es enorme. Creo que incluso es incomparable”, afirmó el Comisario de la Lengua Francesa, Benoît Dubreuil, en un informe presentado el miércoles.

En el documento Benoît Dubreuil expuso que ofrecer clases de francés a los inmigrantes temporales costaría casi 13,000 millones de dólares. Ante esta suma astronómica, el comisario invitó al gobierno de François Legault a hacer más para seleccionar trabajadores y estudiantes que ya dominan el idioma.

Se disparan solicitudes de asilo

Entre 2016 y 2023, el número de trabajadores temporales, estudiantes extranjeros y solicitantes de asilo en Quebec aumentó de 86,065 a 528,034 personas. Utilizando proyecciones del censo más reciente, el informe estima que casi 200,000 no conocen el francés.

Esta afluencia masiva ha invertido la curva del número de personas incapaces de sostener una conversación en francés. “Se había estabilizado la situación en torno al 5,5%, y allí se habría vuelto a pasar por encima de siete, 7,2%, quizás un poco más”, estimó el comisario.

Dubreuil añadió que las 65,555 solicitudes de asilo presentadas en Quebec en 2023 (45,5% de todas las solicitudes presentadas en Canadá) crean una presión sobre las capacidades de francización.

Distribución de recién llegados

Al igual que el primer ministro François Legault, Benoît Dubreuil considera que hay que repartir mejor estos recién llegados a través de Canadá, pero propone hacerlo sobre la base de la lengua para minimizar los costes de integración lingüística.

Así, los hablantes francófonos permanecerían en Quebec, mientras que los anglófonos irían a instalarse en otro lugar en Canadá. Se invitaría a los solicitantes de asilo que dominasen ambos idiomas a instalarse en comunidades francófonas minoritarias.

Con información de TVA.


Diputados conservadores y neodemócratas se unieron a una iniciativa bloquista y piden que el gobierno presente un nuevo plan en 100 días.  Aducen que Ottawa no consultó a Quebec para los objetivos presentados anteriormente


Redacción. Crónica Norte

MONTREAL, 15 febrero 2024.— Diputados conservadores y neodemócratas se unieron a una iniciativa bloquista y aprobaron el lunes una moción pidiendo la revisión de los objetivos federales de inmigración a partir de este año y una reunión entre primeros ministros sobre la cuestión.

El texto pide que el gobierno presente, en un plazo de 100 días, un plan de revisión de los objetivos de inmigración a partir de 2024 en función de la capacidad de acogida de Quebec, las provincias y los territorios. La oposición aduce que el gobierno de Justin Trudeau no consultó a Quebec para los objetivos presentados anteriormente.

Objetivos vigentes

El 1 de noviembre pasado, el ministro federal de Inmigración Marc Miller anunció que mantendría el objetivo de 485.000 nuevos residentes permanentes en 2024. Asimismo, indicó que el objetivo de 500,000 nuevos residentes permanentes para 2025 también seguía vigente, pero que en 2026 entraría en vigor una congelación.

Sin embargo, la ministra de Inmigración de Quebec Christine Fréchette, afirmó que Ottawa no había consultado adecuadamente a la provincia. Miller, por su parte, declaró que había hablado con la ministra Fréchette, aunque subrayó que “las conversaciones también se celebraban regularmente a nivel de la alta función pública”.

Rechazo a plan en 100 días

La oficina del ministro federal informó a La Presse Canadienne que los liberales se opusieron a la nueva moción, ya que rechazan un plan dentro de 100 días para revisar los objetivos de tres años anunciados en noviembre. Sin embargo, añadió que se estaban celebrando debates continuos para reevaluar las necesidades de los niveles futuros para 2026-2028.

“Los niveles de inmigración para 2024 ya reflejan las necesidades de los canadienses de todas las regiones del país, sustentan el crecimiento demográfico de Canadá y moderan su impacto en los sistemas nacionales esenciales como la vivienda y  las infraestructuras”, afirmó Miller.

Fondos para reubicar a recién llegados

Por su parte, La diputada neodemócrata Jenny Kwan dijo que Ottawa debería asegurarse de que se extienda suficiente dinero para ayudar a las provincias a tener la capacidad de reubicar a los recién llegados.

Por su parte, el diputado conservador Tom Kmiec centro su descontento en los largos plazos de tramitación que se acumulan en el ministerio de Inmigración, que han sido ampliamente documentados por la Auditora General.

Con información de La Presse Canadienne.


Negarles la entrada sería “discriminatorio” afirma Tribunal de Apelación al confirmar una sentencia de la Corte Superior emitida en mayo de 2022. Quebec analiza si apelará de nuevo, o no, según la ministra de Familia, Suzanne Roy


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 10 febrero 2024.— El Tribunal de Apelación confirmó el derecho de los solicitantes de asilo a enviar a sus hijos a los centros de la primera infancia (CPE) y a las guarderías subvencionadas de Quebec. Lo contrario sería “discriminatorio”, según el tribunal más alto de la provincia.

El debate en torno al acceso de los solicitantes de asilo a las guarderías subvencionadas se deriva de una directiva emitida por el gobierno liberal de Philippe Couillard en abril de 2018, según la cual las personas de esta categoría de inmigración temporal no eran elegibles para tales servicios.

La decisión, publicada el miércoles 7 de febrero, confirma la sentencia de la Corte Superior, que había ordenado que se restableciera el acceso de los solicitantes de asilo a estos servicios de guardia, el 25 de mayo de 2022. Así mismo, esta decisión rechaza una demanda del gobierno de Quebec que había apelado el caso un mes después.

De acuerdo con una nota de Radio-Canadá, en teoría, el gobierno de Quebec podría solicitar al Tribunal Supremo de Canadá permiso para apelar. Sin embargo, la ministra de Familia, Suzanne Roy, dijo el miércoles que primero se tomaría el tiempo para analizar la sentencia del Tribunal de Apelación.

La lista de espera para un lugar en una guardería, subvencionada o no, no deja de aumentar en Quebec a pesar de las nuevas plazas creadas. La Presse Canadienne informó el verano pasado que 37,260 niños estaban esperando una plaza, es decir, 3,724 más que en 2022.

Los padres que tienen acceso a las CPE y a las guarderías subvencionadas de la provincia sólo pagan 9,10 dólares diarios por hijo. Las tarifas de las guarderías no subvencionadas son mucho más elevadas, pero los padres de los niños que las frecuentan pueden beneficiarse de importantes créditos fiscales de los gobiernos de Quebec y Canadá. Según las últimas noticias, en Quebec había unos 160,000 solicitantes de asilo.

Con información de Radio-Canadá y La Presse Canadienne.


“Exigir a candidatos una contribución de 200,000 dólares que nunca podrán recuperar, fue una muy mala idea”, estiman especialistas. Otro punto que no favorece al plan es que Quebec ahora impone un conocimiento previo del francés


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 10 febrero 2024.— Especialistas consultados por Radio-Canadá criticaron las reformas hechas por el gobierno de Quebec al Programa de Inmigrantes inversores, las cuales reducirían el número de candidatos potenciales.

Antes de la reforma los aspirantes debían hacer depósito de garantía de 1,2 millones de dólares antes de emigrar. Ahora, además de un depósito de un millón de dórales, el candidato debe pagar una contribución de 200,000 dólares que nunca podrá recuperar. “Esta fue una muy mala idea que desalienta a inversores”, afirmó Alex Côté, consultor en Inmigración.

“Es un fracaso anunciado”, dijo por su parte a Radio-Canadá Maxime Lapointe, abogado de inmigración. Desde la reapertura del Programa de Inmigrantes Inversores en Quebec, el 1 de enero, dice que ha mencionado esta vía de inmigración con algunos de sus clientes extranjeros. “Pero no hay apetito, es decir no hay interés”, lamentó.

Por otro lado, el abogado abordó otro punto que no favorece al programa: Quebec ahora impone un conocimiento previo del francés. 

“No se siente ningún entusiasmo internacional por este programa. Hay candidatos alófonos que podrían haber aprendido francés en el camino”, afirmó Laponte.

“Incluso si la ministra de Inmigración Christine Fréchette dice que hay 300 millones de francófonos en el planeta, antes del cierre del programa en 2019, teníamos como máximo 50 archivos francófonos al año en ese momento. La demanda va a ser muy limitada”, añade.

Con información de Radio-Canadá.


El ministro de Inmigración, Marc Miller, informó que el gobierno federal desbloqueó en total 362,4 millones de dólares. Toronto recibirá 143 millones. No satisface a Quebec la parte asignada; recibirá sólo 100 millones de los 470 millones que exigía 


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 3 febrero 2024.— El gobierno de Canadá liberó 362,4 millones de dólares para facilitar la acogida de los solicitantes de asilo. De esta suma inicial, 100 millones serán destinados a Quebec, provincia que reclamaba 470 millones, informó el ministro federal de Inmigración, Marc Miller, quien agregó que se trata de una bonificación del Programa de Ayuda a la Vivienda Provisional.

Por su parte la ciudad de Toronto recibirá 143 millones. Este programa ofrece financiación a las provincias y municipios para los costes relacionados con la vivienda provisional de los solicitantes de asilo.

Miller añadió que el gobierno federal debe redoblar sus esfuerzos para ayudar a las provincias a hacer frente al creciente número de solicitantes de asilo que llegan al país, dando a entender que Ottawa podría reconsiderar su decisión de eximir a los mexicanos de la obligación de tener un visado para entrar en territorio canadiense.



El anuncio del miércoles no satisfizo al gobierno de Quebec, como explicó la ministra de Inmigración, Christine Fréchette: “Vamos a estar satisfechos el día en que todos los campos en los que hemos tenido gastos muy importantes van a ser reembolsados por el gobierno federal. Esperamos que nos reembolse los 470 millones de dólares, y también que cambie su gestión de los visados para reducir el flujo de solicitantes de asilo”.

Canadá, conocido por su política de puertas abiertas a los inmigrantes, enfrenta un aumento en el número de solicitantes de asilo, especialmente en la provincia de Quebec. Este fenómeno se atribuye a la percepción de Canadá como un destino con procesamiento más rápido y mayor aceptación de solicitudes de asilo en comparación con Estados Unidos.

A pesar de los esfuerzos por regular los flujos migratorios, como la modificación del Acuerdo de Tercer País Seguro con Estados Unidos, que ahora se aplica a lo largo de la frontera terrestre, el número de solicitantes no ha disminuido. Esto ha generado desafíos significativos, como el alojamiento de refugiados, con cientos durmiendo en las calles en Toronto durante el verano mientras buscaban alojamiento.

Los principales países de origen de los solicitantes en la primera mitad del año fueron México, Haití, Turquía, Colombia e India.

Con información de Radio-Canadá.


El gobierno federal no apelará la sentencia de un Tribunal que es inconstitucional negar la ciudadanía automática a hijos nacidos en el extranjero de padres canadienses también nacidos fuera del país. Tiene seis meses para cambiar la ley


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 3 febrero 2024.— El pasado 28 de enero Ottawa informó que no apelará una decisión histórica del Tribunal Superior de Ontario dictada poco antes de Navidad que beneficia a los “canadienses perdidos”.

Hasta hace poco, las personas nacidas en el extranjero de padres canadienses también nacidos fuera del país no podían obtener la ciudadanía canadiense. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Ontario dictaminó que es inconstitucional para Canadá negar la ciudadanía automática a este sector de ciudadanos que estaba en el limbo y que ahora serán plenamente canadienses.

Esta batalla fue iniciada por siete familias multigeneracionales establecidas en Canadá, Dubai, Hong Kong, Japón y Estados Unidos las cuales impugnaron ante los tribunales la denominada norma de exclusión de la segunda generación de Canadá.

La sentencia considera que la ley actual crea dos clases de ciudadanos, una de las cuales impide transmitir su ciudadanía por filiación. El pasado lunes, el gobierno canadiense finalmente anunció que aceptaba la sentencia de la Corte de Ontario. Ottawa no apelará la decisión.

El tribunal le dio al gobierno federal seis meses para cambiar la ley actual. Mientras tanto, la antigua ley permanece en vigor, excepto para las siete familias representadas en la fiscalía.

Con información de Radio-Canadá.


El ministro de Inmigración Marc Miller  anunció un “límite máximo temporal de dos años” para reducir la presión sobre el alquiler de viviendas. Se espera que se aprueben alrededor de 360,000 permisos de estudio en 2024


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 22 enero 2024.— Con el fin de reducir la presión sobre el alquiler de viviendas, el gobierno canadiense anunció una medida temporal que establece un límite máximo en la emisión de permisos de estudio para estudiantes internacionales durante dos años.

Se espera que el límite máximo resulte en la aprobación de alrededor de 360,000 permisos de estudio en 2024, lo que representa una disminución de 35% con respecto a 2023, dijo el ministro de Inmigración Marc Miller en una conferencia de prensa.

De acuerdo con el ministro Miller, esta medida se produce en un momento en que “el rápido aumento del número de estudiantes extranjeros ejerce presión sobre la vivienda, la salud y otros servicios”. Añadió que “estas medidas tienen también por objeto proteger mejor a los estudiantes internacionales contra los fraudes”.

“Aunque la regulación de algunas instituciones educativas es competencia de las provincias y los territorios, algunos han permitido que este fenómeno inaceptable se prolongue durante demasiado tiempo”, lamentó. Sin embargo, resaltó que la crisis de la vivienda no es el único factor que ha dado lugar a estas nuevas medidas.

Entre las medidas anunciadas, además del límite máximo, el gobierno también indicó que, a partir del 1 de septiembre de 2024, los estudiantes matriculados en programas ofrecidos a través de asociaciones público-privadas ya no serán elegibles para permisos de trabajo postgraduados. Además, el gobierno limitará los permisos de trabajo abiertos disponibles para los cónyuges de estudiantes internacionales.

La asignación del límite se hará por provincia, basada en la población, lo que significa que algunas provincias experimentarán reducciones significativas, mientras que otras podrían tener espacio para crecer.

El ministro Miller enfatizó que estas medidas son necesarias para mantener un nivel sostenible de residencia temporal en Canadá y para asegurar que los estudiantes internacionales reciban una educación de calidad y los recursos necesarios para tener éxito en Canadá. 

Por otro lado, se esperaba que hablara sobre la política de visados para contener la llegada de solicitantes de asilo, sobre todo procedentes de México, tal como demandó el primer ministro de Quebec François Legault en una carta, pero el ministro Miller no tocó el tema.


Con información de Radio-Canadá. 


En una carta dirigida al primer ministro Justin Trudeau el mandatario quebequense pide a Ottawa reforzar rápidamente su política de visados para contener la llegada de aspirantes al refugio, sobre todo procedentes de México


Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 22 enero 2024.— El primer ministro de Quebec, François Legault, elevó su voz en un llamado a su homólogo federal, Justin Trudeau, en busca de un ajuste significativo en las políticas migratorias de Canadá. Legault argumentó que la provincia de Quebec necesita adaptar la llegada de migrantes para satisfacer sus necesidades específicas y garantizar una integración más efectiva en la sociedad.

En una carta dirigida a Trudeau, Legault expresó su preocupación por la tasa actual de inmigración, subrayando la importancia de alinearla con las demandas económicas y culturales de Quebec. El primer ministro de Quebec propone un enfoque más selectivo, asegurando que los nuevos residentes contribuyan de manera significativa al desarrollo local y a la fuerza laboral.

Entre las prioridades enumeradas en su carta, François Legault pide a Justin Trudeau que refuerce rápidamente su política de visados para contener la llegada de nacionales, sobre todo procedentes de México, que ya no necesitan este documento para viajar a Canadá desde que los liberales abolieron, en 2016, esta medida adoptada originalmente por el gobierno de Harper. “La posibilidad de entrar en Canadá procedente de México sin visado explica sin duda una parte de la afluencia de solicitantes de asilo”, escribió Legault.

“Estamos muy cerca del punto de ruptura debido al número excesivo de solicitantes de asilo que llegan a Quebec mes tras mes. La situación se ha vuelto insostenible”, resaltó.

A su vez la ministra de Inmigración de Quebec, Christine Fréchette, recordó que su gobierno sigue esperando el reembolso de 470 millones de dólares de gastos que tuvo que absorber en 2021 y 2022 para la gestión de los solicitantes de asilo, “que es una competencia federal”, subrayó.

Por su parte, el primer ministro Trudeau reaccionó a la carta de Legault en tono tranquilo. “Nosotros vamos a estar allí para compartir la carga y la responsabilidad de seguir siendo un país que acoge a personas de todo el mundo y las integra con éxito”, dijo.

El Ministro de Seguridad Pública, Dominic LeBlanc, dijo a su vez comprender las presiones a las que se enfrenta Quebec. “Reconozco que Quebec ha hecho mucho para acoger a los solicitantes de asilo, y nos aseguraremos de que haya una contabilidad adecuada. Mi colega, la ministra de Finanzas, va a trabajar con su homóloga en Quebec. Y reconocemos que hay gastos crecientes”, respondió el ministro a reporteros.

El llamado de Quebec se produce en un momento en que las provincias canadienses buscan una mayor autonomía en el diseño de sus políticas de inmigración. Legault destaca que Quebec tiene sus propias particularidades y necesita flexibilidad para establecer cuotas de inmigración que se alineen con sus objetivos y desafíos específicos.


Con información de Radio-Canadá.

domingo, febrero 25, 2024 Canadá
domingo, febrero 25, 2024 Canadá
lunes, febrero 19, 2024 Canadá