Otra visión del mundo

Se convirtió en la única artista en ofrecer dos conciertos en esta edición del prestigioso evento musical. En su espectáculo reflejó “la vida, la muerte y la trascendencia”. Transforma el teatro en un auténtico fandango


Horacio Zamora
Crónica Norte

MONTREAL, 2 julio 2023.— Natalia Lafourcade culminó de manera espectacular su participación en el Festival Internacional de Jazz de Montreal 2023.  Lafourcade, cantautora mexicana, se convirtió en la única artista en ofrecer dos conciertos en esta edición del prestigioso evento musical considerado el mejor del mundo en su categoría.

Durante su segunda participación en la Maison Symphonique de Place-des-arts, la intérprete hizo gala de la madurez y la versatilidad artística que la han llevado a posicionarse entre las creadoras más talentosas y extraordinarias de la música en español pero, sobre todo, que la han convertido en una auténtica embajadora de la música tradicional mexicana y de su folclore.

La artista mexicana apareció en el escenario portando un enorme vestido negro de dimensiones espectaculares y comenzó una sorprendente velada llena de referencias culturales, de orgullo y de amor por México, pero en especial, por su querido Veracruz, del que hizo alusión a través de sus chicharras, sus cocuyos, sus noches tibias, sus bailes y de ese mar jarocho que tanto le ha inspirado en difíciles momentos. “Vamos a sacudir este lugar, vamos a convertirlo en un fandango”, sentenció la cantautora veracruzana antes de que el recinto estallara en gritos y aplausos.

El concierto se desarrolló en tres tiempos donde cada uno interpretó “la vida, la muerte y la trascendencia”.

Durante “la vida”, Lafourcade deleitó a los asistentes con canciones a ritmo de jazz de su más reciente álbum titulado De todas las flores, siendo el momento más emotivo de este tiempo la interpretación de María La Curandera, canción que ha sido abrazada por el movimiento feminista de México y que está inspirada en la vida y obra de la chamana mazateca del estado mexicano de Oaxaca, María Sabina.

“La muerte” llegó con un performance donde Natalia se desprendió de la parte más voluminosa y pesada de su vestido, su vida, y posteriormente la sirvió como ofrenda a Dios, para después “trascender a otro plano” y abandonar el escenario dejando solos a sus músicos, quienes interpretaron la emblemática canción Veracruz del maestro Agustín Lara.

Para “la trascendencia”, Natalia Lafourcade regresó al escenario con un vestido negro, más ligero que el anterior y dio un repaso por los boleros y la música tradicional mexicana que ha contribuido en su formación artística. Entre las piezas que interpretó se encontraron La llorona, Cien Años, Tú me acostumbraste, entre otras.

Finalmente, el momento esperado de la noche por la mayoría de los asistentes llegó y la cantante inició con la interpretación de sus más grandes éxitos a ritmo de cumbia y de otros géneros bailables, transformando un teatro donde generalmente las personas permanecen sentadas durante el espectáculo, en un auténtico fandango como lo había prometido.

Hasta la raíz, Nunca es suficiente, Mi tierra veracruzana y Tú sí sabes quererme, fueron los temas elegidos por Lafourcade para cerrar uno de los conciertos más memorables de esta edición del Festival Internacional de Jazz de Montreal 2023 en donde los presentes bailaron, cantaron, lloraron y abrazaron el orgullo de ser representados dignamente en tan importante evento, por una de las artistas mexicanas más influyentes de las últimas dos décadas.

sábado, junio 15, 2024 Canadá
sábado, junio 08, 2024 Canadá
sábado, junio 08, 2024 Canadá