Otra visión del mundo

Canadá propuso cambios la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados para agilizar el proceso y la expulsión de inmigrantes que no fueron aceptados. Las reformas fueron incluidas de forma silenciosa en el presupuesto de 2024

Redacción Crónica Norte

MONTREAL, 4 mayo 2024.— El gobierno liberal propone hacer cambios en el sistema de solicitud de asilo de Canadá que podrían acelerar el proceso de deportación de los solicitantes rechazados del país. Según una nota de Global News, las reformas se anunciaron silenciosamente hace dos semanas en el presupuesto federal de 2024.

El diario pidió al ministerio de Inmigración mayor información pero secretario de prensa, Bahoz Dara Aziz, respondió que la oficina del ministro Marc Miller no proporcionaría información adicional, citando el “privilegio del Parlamento”.

Global News buscó entonces la opinión de la abogada de inmigración y refugiados Chantal Desloges, quien afirmó que “cada vez que los abogados escuchan al gobierno decir la palabra ‘racionalizar’ o hacer las cosas más eficientes, siempre sabemos que los derechos de las personas están a punto de ser sacrificados en el altar de la eficiencia administrativa”.

Desde marzo de este año, 46,736 personas han solicitado asilo en Canadá, según la Junta de Inmigración y Refugiados de Canadá. Eso es un aumento de 62% con respecto al mismo período de 2023, mientras que el retraso de expedientes por procesar es de 186,000, según la agencia.

Un aumento de la inmigración temporal también se ha relacionado en parte con la crisis de la vivienda en Canadá. A principios de este mes, el primer ministro Justin Trudeau advirtió que “la inmigración temporal ha crecido a un ritmo mucho más allá de lo que Canadá ha sido capaz de absorber”.

Por otro lado, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá ha tenido dificultades para eliminar a los solicitantes cuyas reclamaciones han sido rechazadas o retiradas. A partir de febrero, la agencia emitió más de 28,000 ordenes de captura activas a solicitantes de refugio fallidos.

Los casos retrasado son otro problema. “La Junta de Inmigración y Refugiados del Canadá tiene recursos para manejar 50,000 reclamaciones de admisión al año”, dijo por su parte el abogado Warren Creates. “No tienen recursos para los 140,000 que llegaron el año pasado. Para salir adelante, se necesita triplicar sus presupuestos y su adjudicación”, añadió.

De ahí, las enmiendas propuestas en el presupuesto de 2024 a la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados “para simplificar y agilizar el proceso de reclamaciones en apoyo de decisiones más rápidas y expulsiones más rápidas”, según el texto.

Con información de Global News.

lunes, mayo 20, 2024 Canadá
lunes, mayo 20, 2024 Canadá
lunes, mayo 13, 2024 Canadá