Otra visión del mundo

En este año cargado de malas sorpresas es mejor tomar las cosas con prudencia. Joe Biden ganó, afirma la prensa de EU, pero aún no es un resultado oficial. El proceso sigue ahora en tribunales y acaba el 6 de enero. Para evitar sorpresas, dejemos que la Corte haga su papel.


Por Rubichelo Monde
Crónica Norte

MONTREAL, 8 noviembre 2020.— El sábado amanecimos con la noticia del triunfo de Joe Biden. No son resultados oficiales pero es un hecho, lo dice la prensa en sus redes sociales. Pero, a pesar de que los medios de comunicación anuncian un vencedor en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, lo cierto es que declarar formalmente un ganador es un proceso largo que acaba en enero.

Y es que Estados Unidos tiene un modelo democrático un tanto complicado que se divide en tres etapas: 1) voto popular, 2) voto del Colegio Electoral y 3)  validación del Congreso el que, ahora sí, declara oficialmente al ganador.

Así, después del voto popular, toca el turno a los 538 grandes electores que se erigen en Colegio Electoral y se reúnen en las capitales de sus estados para realizar una segunda votación. Este año esa reunión tendrá lugar el 14 de diciembre.

La última etapa del proceso ocurrirá el 6 de enero de 2021 cuando el Congreso se reúna para contar los votos del Colegio Electoral y certifique al ganador.

Vemos entonces que el proceso electoral comienza el 3 de noviembre de 2020 y acaba el 6 de enero de 2021. Es decir, pasan tres meses sin una declaración formal del ganador. Este proceso largo impide tener una voz oficial que diga quién ganó el día de las elecciones. Esta falta de voz es cubierta por las cadenas de televisión y agencias de noticias quienes son las que se encargan de ir cantando el conteo de votos, hacer las proyecciones y declarar un ganador.

Y es aquí donde queremos hacer un énfasis: son los medios y no una autoridad electoral los que han dado al ganador. Y no es que queramos ser aguafiestas pero el proceso no ha terminado.

Da la impresión de que a los medios de comunicación les urge echar a Trump de la Casa Blanca al utilizar frases en tono imperativo como:  el triunfo demócrata es irreversible. No es una afirmación, es una orden, una orden para Trump, al prever la lucha en los tribunales.

En elecciones anteriores, los resultados convertían la votación del Colegio Electoral y la validación del Congreso en meros trámites, pero este año y especialmente este año cargado de malas sorpresas, es mejor tomar las cosas con calma.

Donald Trump no ha reconocido su derrota y anuncia una batalla épica en los tribunales. Según él, a partir de este lunes comenzará a aportar las pruebas del fraude que alega. Dejemos que los tribunales hagan su papel y sean ellos los que se encarguen de sacar a Trump.

Pero, sólo por hacer un mero ejercicio mental, ¿qué pasaría si en este año de malas sorpresas, los tribunales dan una más y le dan el triunfo a Donald Trump? Sería la cereza en el pastel del 2020. La parcialidad de los medios de comunicación quedaría en evidencia, los mandatarios extranjeros que reconocieron a Biden en ridículo y el mundo de cabeza otra vez.

Por eso le sugerimos que mientras el 2020 no se acabe, tome las cosas con calma y no se quite el cinturón de seguridad porque seguimos trepados en la montaña rusa.

lunes, agosto 02, 2021 admin Canadá No comments
lunes, agosto 02, 2021 admin Canadá No comments
lunes, agosto 02, 2021 admin Canadá No comments