Otra visión del mundo

El primer ministro François Legault insiste en limitar la inmigración no francófona. Afirma Trudeau que una de las soluciones para terminar con las escasez de mano de obra es recibir a más personas del exterior


Franciso Ortiz Velázquez
Crónica Norte

MONTREAL, 9 octubre.— El primer ministro de Canadá Justin Trudeau quiere que Quebec reciba más inmigrantes, pero el primer ministro de esta provincia, el recién reelecto François Legault  insiste en limitar la inmigración no francófona.

Hace dos días, en un intento por hacer entrar en razón a Legault y luego de que la agencia gubernamental Estadísticas Canadá reveló que este país necesita casi 1 millón de personas para cubrir la penuria de mano de obra, Trudeau expresó, casi a manera de orden, su deseo de que Quebec, la provincia con la economía más grande de Canadá, reciba una mayor inmigración.

Trudeau dijo que cada vez recibe más reclamos de los empresarios de Quebec sobre la escasez de mano de obra y le reitero a Legault que la solución es recibir a más inmigrantes.

Canadá tiene como meta este año recibir 431,645 nuevos inmigrantes y mantiene un acuerdo firmado con Quebec para que esta provincia reciba a 12% de ese total que significan 52,500 recién llegados. Pero el ministro Legault no ha cumplido con este trato.

En lo que va del 2022, las autoridades migratorias provinciales han aceptado a 73 de cada 100 recién llegados con base en su política de aceptar a más francófonos que a personas de otras lenguas, revela una nota del diario Le Devoir.

lunes, noviembre 28, 2022 Canadá
lunes, noviembre 28, 2022 Canadá
lunes, noviembre 21, 2022 Canadá