Otra visión del mundo

Para mayor seguridad, habrá una vía para pasajeros o otra para mercancías, revela el gobierno federal al anunciar el proyecto. La licitación para encontrar un constructor se lanzará en el otoño.


Redacción Crónica Norte
MONTREAL.— En tan solo 90 minutos de trayecto, un moderno tren rápido unirá a las ciudades de Quebec, Montreal y Toronto, un proyecto de dobles vías férreas, una para los trenes de pasajeros y otra para convoyes de carga, cuya construcción fue anunciada por el gobierno federal el pasado martes 6 de julio, en Quebec, a 8 años de la tragedia ferroviaria de Lac-Mégantic.

Este tren ultra veloz, o TGF por sus siglas en francés (Train à Grande Fréquence), permitirá viajar de Montreal a Quebec en media hora o de Quebec a Toronto con escala en Montreal, en una hora y media. El gobierno federal de Ottawa desea que el tren esté en funcionamiento en el año 2030.

El costo de este proyecto oscila entre los 6 y 12 mil millones de dólares. 

“Este es uno de los proyectos de infraestructura más importantes en Canadá en las últimas décadas”, dijo el ministro de Transporte de Canadá, Omar Alghabra, en la estación de trenes Du Palais, en Quebec.

Los trenes funcionarán con diesel en los centros urbanos y con electricidad para el 90% de los viajes. Un TGF puede viajar hasta 200 kilómetros por hora, es decir, 40 kilómetros por hora más rápido que las locomotoras más rápidas actuales de Via Rail, la Sociedad de la Corona Federal para transporte de trenes de pasajeros en Canadá.

Exactamente a 8 años de la tragedia de Lac-Mégantic

Es de hacerse notar que este anuncio, tal vez intencionalmente o por extraña coincidencia, se hizo exactamente en la fecha del octavo aniversario del desastre ferroviario en la población de Lac-Mégantic, Quebec: 

En la madrugada del 6 de julio de 2013, un tren fuera de control que transportaba 72 camiones cisterna, llenos con 8 millones de litros de petróleo crudo, se descarriló cuando atravesaba la ciudad de Lac-Mégantic. Los vagones cisterna explotaron, el petróleo se incendió y se generó un infierno en el centro de la ciudad que mató a 47 personas y que destruyó muchos edificios y otras infraestructuras.

Es por eso que las vías férreas del nuevo Tren a Gran Frecuencia serán independientes, una para tráfico de mercancías y otra para transporte de pasajeros, a fin de garantizar una mayor seguridad tanto a los viajeros como a los pobladores de las comunidades y ciudades que atraviese este tren, luego de la tragedia de Lac-Mégantic.

Durante el anuncio de este nuevo ferrocarril, el martes 6 de julio, no se hizo mención explícita del desastre de Lac-Megántic ni se hizo ningún recuerdo de las víctimas mortales.

Sólo un día después, el miércoles 7, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, emitió una declaración para conmemorar el octavo aniversario de la tragedia ferroviaria de Lac-Mégantic y resaltar la necesidad de completar el proyecto de desviación ferroviaria de los trenes con carga peligrosa, de los centros de población.

Pasos preliminares

El proceso de adquisición de la infraestructura relacionada con el proyecto del Tren a Gran Frecuencia, comenzó el mismo martes 6 de julio. Los próximos pasos importantes incluirán una evaluación ambiental y consultas con las comunidades involucradas. Entre otras, 36 comunidades indígenas que se encuentran en la ruta seleccionada.

También se estudiarán los barrios urbanos alrededor del futuro ferrocarril, al igual que algunos socios ferroviarios privados, que controlan el acceso a ciertos centros de población.

La licitación para encontrar un constructor se lanzará en el otoño, así como la consulta entre los pobladores de esas 36 comunidades autóctonas.

El proyecto es recibido favorablemente por la Cámara de Comercio del Metropolitano de Montreal (CCMM).

“Este es un proyecto de infraestructura crítica que mejorará la conectividad entre nuestros principales centros urbanos y mejorará su atractivo general. De hecho, el despliegue de enlaces ferroviarios modernos, rápidos y frecuentes forma parte de las inversiones estratégicas de varias grandes zonas económicas en todo el planeta”, reaccionó el presidente de dicha Cámara de Comercio, Michel Leblanc.

“La creación de un nuevo entronque ferroviario en la costa norte del San Lorenzo entre Quebec y Montreal también fortalecerá la actividad turística en toda la zona”, agregó.

Posibilidad de un tren bala casi desechada

El gobierno ha estudiado la posibilidad de desarrollar un tren de alta velocidad (TGV) o Tren Bala, en lugar de un Tren de Alta Frecuencia. El primero puede viajar hasta 320 kilómetros por hora, mientras que el segundo está limitado a 200 kilómetros por hora.

Sin embargo, el ministro federal de Transporte, Omar Alghabra, explicó que el gobierno eligió el TGF porque cuesta menos y lleva menos tiempo construirlo.

Agregó que las distancias a recorrer entre paradas no permitirían que el Tren Bala alcanzara la velocidad máxima en el lapso suficiente para que el ahorro de tiempo valiera los costos adicionales.

lunes, noviembre 29, 2021 Canadá
lunes, noviembre 29, 2021 Canadá
lunes, noviembre 22, 2021 Canadá